Cómo depilar la zona íntima

La depilación de la zona íntima suele ser una de la que más quebraderos de cabeza nos da, No sólo porque la piel de la zona es mucho más sensible que la de las piernas o brazos, por ejemplo, sino también porque suele ser una zona más propensa al dolor y a la aparición de granitos tras la depilación.

Del mismo modo, suelen surgir muchas dudas acerca de cómo se debe depilar la zona íntima de forma correcta. A continuación, te explicamos cómo depilar la zona íntima con depiladora eléctrica de forma correcta y cómo evitar el dolor o la aparición de granitos en la zona.

El método de depilación con depiladora eléctrica para la zona íntima es uno de los preferidos por muchas mujeres, ya que resulta menos doloroso que la cera e igual de efectivo. Uno de los trucos infalibles para reducir notablemente la sensación de dolor en las zonas más sensibles del cuerpo, como es la zona íntima, es aplicar frío con una bolsa de hielo.

Muchas de las depiladoras eléctricas que se pueden encontrar actualmente en el mercado ya incorporan, entre sus accesorios, bolsas de frío para guardar en el frigorífico y utilizar durante la depilación.

El frío ayuda, no solo a calmar la zona tras la depilación, sino también a menguar la sensación de dolor. La piel de la zona íntima es de las más sensibles que tenemos, por lo que suele resultar algo más doloroso que otras zonas de piel más fuerte o dura, como las piernas.

Por ello, también son muchas las depiladoras eléctricas que incorporan cabezales específicos para zonas íntimas e, incluso, cabezales masajeadores para este tipo de depilación en zonas delicadas o sensibles. Estos cabezales, siendo igual de efectivos que el resto, hacen que la depilación de la zona íntima sea casi indolora, ya que masajean la zona y la calman a la vez que arrancan el vello de raíz.

Otro truco infalible para disminuir la sensación de dolor y favorecer el arranque del vello en esta zona tan delicada es tensar la piel con la otra mano para ayudar a que la depiladora pueda acceder de forma cómoda al vello. Especialmente, cuando hayan pliegues o curvas como, por ejemplo, en la zona de los labios vaginales.

En cuanto a cómo depilar la zona íntima, según la forma que se desee hacer con el vello, existen multitud de tutoriales e imágenes en plataformas como Youtube para saber cómo depilar la zona con depiladora eléctrica o con cualquier otro método de acuerdo al estilo que se desee.

De esta forma, resultará mucho más sencillo conseguir los resultados deseados, especialmente para aquellos que todavía no tengan mucha práctica o estén empezando a depilarse la zona íntima.

Los pasos a seguir para una depilación de la zona íntima óptima serían prácticamente iguales a los del resto de zonas del cuerpo:

  1. Exfolia la zona para eliminar las células muertas que pudieran entorpecer durante la depilación.
  2. Para abrir el poro y lograr una depilación íntima mucho más efectiva se recomienda haber aplicado calor previamente en la zona. En este sentido, te recomendamos darte una ducha caliente justo antes de depilarte la zona íntima.
  3. Con unas pequeñas tijeras, recorta los pelitos más largos o que sobresalgan. Así, la depilación con depiladora eléctrica resultará más sencilla e indolora, ya que suele haber más dolor al arrancar el vello más largo que el corto.
  4. Empieza a depilar en sentido contrario al crecimiento del vello, ayudándote de la otra mano para ir tensando la piel, especialmente en las zonas donde hayan pliegues, como las ingles o los labios vaginales. El orden recomendado es comenzar de afuera (ingles) hacia el interior del pubis, dejando la forma que se desee.
  5. Calma e hidrata la piel tras la depilación. Para la zona íntima te recomendamos geles puros de aloe vera o agua termal, que ayudan a calmar y a prevenir la irritación de la zona depilada.
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado