Cómo usar una depiladora eléctrica: 7 consejos

Ahora que ya te has animado a hacerte con una depiladora eléctrica en casa, uno de los métodos favoritos de depilación por su comodidad y eficacia, seguro que te estás preguntando cómo puedes sacarle el máximo partido para lucir una piel perfecta, con el mínimo dolor y sin irritaciones de las zonas tratadas.

En el siguiente artículo te ofrecemos 7 consejos clave para que puedas sacarle el máximo rendimiento a tu nueva depiladora eléctrica y puedas lucir un depilado perfecto, casi indoloro y sin las temidas molestias o la aparición de granitos tras la depilación.

  1. Para que la depilación con depiladora eléctrica sea lo más efectiva posible, la longitud del vello deberá ser de, al menos, 3 mm. De lo contrario, la depiladora podría no llegar a todos los pelitos, dejando zonas con vello.
  2. Antes de la depilación, la piel debe estar perfectamente hidratada y exfoliada, pero no hagas este paso justo antes de la depilación. Te recomendamos que tengas en cuenta cuándo vas a depilarte para que el día o la noche anterior puedas exfoliarte la piel y aplicar, posteriormente, una buena crema o aceite hidratante. De esta forma, el vello saldrá de forma más eficaz y evitarás que la piel se resienta en exceso tras la depilación con depiladora eléctrica.
  3. Para favorecer la extracción del vello con maquinilla eléctrica también se recomienda haberse dado un baño o ducha caliente justo antes. El calor consigue que los poros se abran, por lo que la depilación resultará aún más efectiva con este truco previo.
  4. Asegúrate de utilizar el cabezal recomendado para cada zona del cuerpo. Normalmente, las depiladoras eléctricas vienen de fábrica con varios cabezales específicos para zonas más sensibles, como axilas o pubis, y para zonas menos sensibles, como las piernas. Si utilizas los cabezales específicos según la zona del cuerpo que desees depilar, contribuirás a sentir menos dolor y a castigar menos la piel.
  5. Es muy importante que tengas en cuenta que la depilación con depiladora eléctrica debe hacerse en sentido contrario al crecimiento del vello para un resultado óptimo. Nunca te pases la máquina en el mismo sentido que crece el pelo.
  6. Para reducir la sensación de molestia o dolor durante la depilación con depiladora eléctrica te recomendamos aplicar frío justo después de pasar la depiladora en las zonas tratadas, especialmente en las zonas más sensibles del cuerpo, como son el pubis o las axilas. Además, tras la depilación, es importante aplicar por todas las zonas depiladas una loción o crema hidratante para evitar posibles irritaciones o la aparición de granitos.
  7. Tras finalizar la depilación, es esencial higienizar y limpiar la depiladora eléctrica, así como los cabezales utilizados. De esta forma, evitarás la aparición de granitos en la piel y ayudarás a que tu depiladora dure durante mucho más tiempo.

Siguiendo esta serie de consejos podrás beneficiarte al máximo de las múltiples ventajas de la depilación con depiladora eléctrica. Es un método efectivo, cómodo, rápido y económico, ya que las depiladoras eléctricas pueden llegar a durar muchos años con un buen cuidado y mantenimiento.

Pese a que muchas personas sienten molestia con este método de depilación, lo cierto es que la sensación de dolor va pasando conforme se va utilizando y acostumbrando a la piel, llegando a ser uno de los métodos de depilación menos dolorosos.

Respecto a otros métodos más convencionales, como la depilación con cera, la depiladora eléctrica causa mucho menos daño o irritación en la piel, por lo que también es un método recomendado para las pieles más sensibles.

No es de extrañar, pues, que la depiladora eléctrica se haya convertido en uno de los instrumentos de depilación preferidos por hombres y mujeres de todo el mundo, ya que puede ser utilizado en cualquier momento, no requiere de esfuerzo, es un método muy rápido y la piel dura sin vello durante varias semanas.

      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado